martes, 24 de marzo de 2015

Estimulación inalámbrica del tejido cerebral


Unos investigadores han desarrollado un método para estimular tejido cerebral utilizando campos magnéticos externos y nanopartículas magnéticas inyectadas, una técnica que permite la estimulación directa de las neuronas, la cual podría ser una vía de tratamiento eficaz para una serie de enfermedades neurológicas, sin la necesidad de implantes o conexiones externas.

Iniciativas previas de estimulación el cerebro utilizando pulsos de electricidad han demostrado ser efectivas a la hora de reducir o eliminar temblores asociados a la enfermedad de Parkinson, pero el tratamiento, del modo en que se lleva a la práctica, ha seguido siendo un último recurso, ya que requiere implantar cables invasivos que se conectan a una fuente energética fuera del cerebro.

En el futuro, la técnica creada por el equipo de Polina Anikeeva y Ritchie Chen, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Estados Unidos, podría proporcionar un medio exento de implantes para permitir la estimulación cerebral y para cartografiar sectores del cerebro.

En su estudio, el equipo inyectó partículas magnéticas de óxido de hierro de apenas 22 nanómetros de diámetro en el cerebro. Al ser expuestas a un campo magnético alterno externo, que puede penetrar en el interior de los tejidos biológicos, estas partículas se calientan rápidamente.
Las imágenes muestran una entrada de iones de calcio en las neuronas como resultado de una excitación magnetotérmica mediante campos magnéticos en presencia de nanopartículas magnéticas. (Imágenes: Cortesía de los investigadores)
El incremento de temperatura local resultante puede entonces llevar a la activación neural, al activarse los receptores de capsaicina, sensibles al calor, las mismas proteínas que utiliza el cuerpo para detectar tanto el calor real como el “calor” de los alimentos picantes. La capsaicina es la sustancia química que hace picantes a los pimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email