lunes, 31 de marzo de 2014

¿Y si los robots llegasen a ser capaces de matar?


De la misma forma que la tecnología de andar por casa va avanzando (la tecnología comercial, muy fácil de adquirir en tiendas), la tecnología militar no se queda atrás, sino todo lo contrario. De hecho, toda la tecnología que usamos hoy en día suele surgir tras haber sido usada por los militares, como ya sucedió con Internet, pero hay inventos que podrían llegar a ser preocupantes.
Robot contra insurgente
El caso de DARPA, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa, nos suele dar bastantes alegrías en algunos temas que nos concierten a toda la población (como su futuro láser capaz de detectar la gripe), pero otros dan miedo, como sus grandes avances en robótica.




¿Los Robots nos ayudaran o seran un peligro inminente?

Uno de los ejemplos de la necesidad de avanzar en robótica es el desastre de Fukushima, en el cual se pensó en mandar robots para cerrar los reactores de la planta nuclear por el temor de los trabajadores de acabar envenenados. Finalmente, tres de los seis reactores se fundieron. Pero, según comenta Brian Gerkey, de la Fundación Open source Robotics, esto podría haberse evitado:
Hay suficiente evidencia de que habríamos sido capaces de enviar algún robot capaz de hacer cosas relativamente simples y manuales, como abrir o cerrar válvulas o puertas, o llegar a los paneles de control, por lo que gran cantidad de la catástrofe podría haberse evitado

Actualmente el objetivo es construir un robot capaz de hacer esto, cosas simples, pero con la finalidad de que incluso pueda conducir un coche convencional por si mismo.

Ahora bien, en principio la robótica se está diseñando como forma de ayuda en determinadas situaciones como este tipo de desastres naturales, algo que parece totalmente altruista, pero la competición por sacar el robot más avanzado también roza el objetivo de las estrategias militares a largo plazo. Como bien comenta Peter Singer, alto miembro de la Brookings Institution y autor del libro Wired for War, no debemos olvidar que aunque DARPA esté a la vanguardia de desarrollos como este, no hay que olvidar que la D de DARPA significa Defensa.

La robótica avanza gracias a la financiación militar

Defense Advanced Research Projects Agency


Actualmente hay muchos estudios, tanto en ciencia como en tecnología, que no existirían sin una financiación militar. Además, son pocos los expertos en el ámbito de la robótica que consiguen trabajar sin este tipo de financiación, como es el caso de Illah Nourbakhsh, uno de los pocos que aún sigue sin trabajar gracias a la Defensa. Según él, aunque DARPA impulse la fabricación de robots con el objetivo de ser un método de rescate semiautónomo, su doble utilidad es bastante obvia: Si existe un robot capaz de conducir, subir escaleras o hacer funcionar un martillo mecánico, también puede hacer otras cosas:
Eso significa que un robot puede manipular un AK-47. Esto significa que el robot puede manipular controles de todas las máquinas militares convencionales
Según Nourbakhsh, DARPA estaría impulsando el mundo de la robótica con el fin de construir máquinas capaces de tomar decisiones complejas de forma rápida y totalmente independiente, pues cada vez los robots son más autónomos. Es decir, cada vez nos acercamos más al punto donde los robots podrán decidir cuando matar. Y claro, eso implica que también pueden tener errores. En ese caso, ¿quién sería el culpable de un asesinato? ¿El programador, el fabricante, o el militar que mandó realizar la misión?

La polémica tiene pinta de ir para largo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email